Colorido y belleza de especies únicas en el mundo
Desierto Florido en la Segunda Región

En la zona de Taltal se encuentran especies únicas. Visite esta maravilla de la naturaleza, donde el desierto más árido del mundo se ha llenado de esplendor y color con diversas especies de flora.

 

Recorrer la zona de Taltal, en la Segunda Región, es encontrarse con un inusual paisaje de especies únicas de flora que hacen de este sitio un lugar privilegiado y de destino exclusivo para botánicos nacionales y extranjeros.

Hablar del Desierto Florido no es sólo hablar de un paisaje inusual que se encuentra entre Copiapó y Vallenar en la Tercera Región, sino también, referirse a la zona de Taltal, en la Segunda Región, donde por estos días se puede observar un panorama de inusuales características en el desierto más árido del mundo.

Taltal, ciudad situada a 316 kilómetros de Antofagasta, es el destino de botánicos nacionales y extranjeros, que han llegado hasta la zona para contemplar y estudiar un paisaje lleno de colorido y belleza dado por especies únicas en el mundo que gracias a las precipitaciones caídas durante el año han aflorado en forma abundante y han tapizado grandes extensiones, transformando la aridez del desierto en un espectáculo único y de sorprendente colorido.

Para el biólogo y encargado de Recursos Genéticos del Banco de Semillas del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, Pablo Guerrero Martin, claramente se puede hablar de Desierto Florido. "Estamos pensando que no es algo que se rija por barreras sociopolíticas. Es cosa de ver el paisaje. Vemos el desierto y también, vemos una hermosura florística muy importante, que debiera llenarnos de orgullo", dijo.

El alcalde de Taltal, Guillermo Hidalgo, precisó que el fenómeno es posible apreciarlo en toda la extensión del borde costero y también en los cerros colindantes a la Cordillera de la Costa.

Asimismo, explicó que hacía unos 10 años que no se veía una situación como ésta, producto de las fuertes lluvias registradas en los meses de mayo, junio y agosto que permitieron el brote de una inmensa variedad de flores que se generan en esa zona. "Siempre se habla del desierto florido en la Región de Atacama y en esta ocasión lo tenemos acá mismo", sostuvo.

Para la botánica del Museo de Historia Natural, Mélica Muñoz -quien visitó la zona acompañada de la tataranieta del naturalista alemán Rodulfo Philippi, María Teresa Eyzaguirre- la comuna de Taltal tiene una importancia científica que es valorada a nivel mundial.

Ambas, destacaron la jerarquía que tiene el sector de Paposo en Taltal para los científicos, ya que en este lugar se encuentran gran cantidad de especies endémicas que son el atractivo de botánicos y turistas de todo el mundo.

"Debiera ser casi Reserva de la biosfera", dijo la botánica al referirse a la categoría que tiene la zona por el gran número de especies endémicas.

Asimismo, María Teresa Eyzaguirre se refirió al lugar como la "fascinación de los botánicos". Manifestó que "después de cruzar el desierto, llegar a este oasis es realmente fascinante. La cantidad de especies diferentes, de flores, como paisaje es muy lindo y como interés científico mucho más aún".

"Nos encontramos con la Dalea Azurea, que es única. También, con campos fantásticos de la Nolana, la Alstroemería o "lirios del campo", con las añañucas rosadas y las tigridias, que son únicas", dijo la botánica del Museo de Historia Natural, luego de su recorrido por la zona.

 

 

Patrimonio de la Humanidad
El patrimonio florístico de Taltal está representado en 259 especies de las cuales 134 son endémicas, lo que representa el 51,74 por ciento del total registrado.

La mayoría de las especies se encuentran en el sector de Paposo, ese lugar tiene un ecosistema que está mundialmente reconocido y que es muy frágil.

Especies como la "Berberis Litorales" o Michay de Paposo, "Dalea" o Dalea Azurea, "Crotón Chilensis" o Higuerilla de Paposo, "Bipinnula taltalense" u orquídea de Paposo y las "Opuntias" o Chuchampe, entre muchas otras, están catalogadas como especies con problemas de conservación.

El biólogo Pablo Guerrero, explicó que está en la comuna junto a otros profesionales del INIA, recolectando semillas de especies únicas que se encuentran en peligro de extinción. Explicó  que la Dalea Azurea es una de ellas y detalló que se trata de una especie que sólo está en los cerros de Paposo y que hoy se encuentra extremadamente florecida y muy vigorosa.

"En estos días, cada planta se encuentra mucho más bella, con muchas flores de hermosos colores. Se trata de una flor que es un patrimonio de la humanidad", explicó el biólogo.

 

 

Dalea Azurea
La Dalea Azurea es un arbusto bajo de la familia "Fabaceae", cubierto de glándulas rojizas, hojas compuestas imparipnnadas, con 5-7 pares de folíolos obovados, de ápice algo escotado. Posee flores blancas y azules -siendo estas últimas las más escasas y endémica- dispuestas en espigas apretadas. Los frutos son legumbres membranosas, cubiertas de pelos largos, con una sola semilla.

Esta especie fue descubierta por Rodulfo Philippi en 1860 bajo otro género, pero posteriormente fue transferida al género actual por Reiche en 1898.

Lamentablemente -explicó Guerrero Martin- se encuentra en peligro de extinción, en especial por la gran cantidad de ganado caprino que hay en la zona.

El trabajo que realiza la INIA de conservación se lleva a cabo no sólo a través de la recolección de semillas, sino también, con la obtención de -estacas-, que consiste en cortar un pedazo muy pequeño de la planta para reproducirla vegetativamente. Luego, se obtienen las plantas en un invernadero para poder de nuevo tener flores y poder producir más semillas.

También, el Museo "Augusto Capdville" de Taltal se encuentra realizando un "Catastro Vegetacional" en las diversas quebradas del área entre Esmeralda y Miguel Díaz.  Esta iniciativa llevada a cabo por el encargado del Museo, Rodolfo Contreras y el investigador de la flora y fauna de la zona, Guido Gutiérrez, considera un ordenamiento taxonómico, su clasificación y recolección de especies botánicas que tiene como fin la formación de un herbario comunal.  "Este proyecto va a permitir contar con un instrumento actualizado para el seguimiento del comportamiento de las comunidades botánicas en el tiempo, y proponer medidas de conservación y protección de nuestro patrimonio natural para el desarrollo de un turismo sustentable", explicó el  antropólogo Rodolfo Contreras.

Mariela Dahmen Lemus
Periodista

 

Comentarios